Cerámica Ruiz se fundó en el año 1984 como resultado del sueño hecho realidad de Francisco Ruiz Gutiérrez de seguir con la tradición familiar. Ya desde niño, solía pasar las horas disfrutando en los talleres en los que su padre y su abuelo, pertenecientes a una saga de alfareros procedentes de la Rambla (Córdoba, confeccionaban gárgolas, tejas y más objetos decorativos cerámicos de la Plaza de España de Sevilla, obra del arquitecto Aníbal González, símbolo de la llamada arquitectura regionalista, que destaca por la acertada combinación del ladrillo visto, de su estructura con los azulejos y de los variados adornos de cerámica polícroma.

Cerámica Ruiz se encuentra situada en un lugar privilegiado de nuestro barrio, Triana, junto al Centro de la Cerámica de Triana. Este espacio forma parte de los proyectos integrados en el Plan Turístico de Sevilla, que incluye iniciativas como  «Sevilla, ciudad de Ópera», el Muelle de Nueva York, el Costurero de la Reina, el Castillo de San Jorge o el Centro de Recepción de Turistas del Muelle de las Delicias.

En el Centro de Cerámica de Triana, se muestran obras seleccionadas por el profesor Alfonso Pleguezuelo, entre las que se encuentran piezas de la colección de Vicente Carranza,  los hornos de la antigua fábrica y diversas piezas del convento de Santa Clara, del Museo Arqueológico y del Bellas Artes.

Desde su apertura ha sido una tienda emblemática por tener la capacidad de ofrecer todo lo que se puede hacer en un taller de alfarería y en un horno de cerámica. Pudiendo presentar a su clientela la producción de piezas a medida, incluso copiando el diseño que consideren más adecuado para poder satisfacer sus necesidades y gustos. Nuestra clientela no abarca sólo nuestro barrio, también nos llegan clientes desde cualquier punto de Sevilla, de España y del extranjero.

La máxima de Paco Ruiz y de todos los que trabajamos en la tienda, que además continuamos con la tradición familiar, es que el cliente se vaya satisfecho, sintiéndose perfectamente atendido para que vuelva otra vez, porque cada vez que lo haga se sorprenderá al encontrar objetos diferentes, con diferentes formas y colores. Te invitamos a que lo compruebes.